La quemadura de la punta y la pudrición terminal son síntomas de deficiencia de calcio (Ca). Algunas veces nuestro primer impulso al ver una deficiencia nutrimental es agregar el nutriente que en apariencia podría ser el requerido para resolver el problema. Esta no suele ser siempre la mejor forma de resolverlo.

El calcio tiene un papel muy importante en la formación de la pared celular. Si el calcio no llega a alcanzar a las nuevas células en un tiempo determinado, la formación de la pared celular no puede ser completada. Esto puede resultar en tejido necrosado (muerto) en las hojas (quemadura de punta) y en fruto (producción terminal) como consecuencia de muerte celular. Es por eso que la toma de calcio de las raíces hacia las hojas es un proceso muy importante.



  • Movimiento de Calcio en plantas


    La principal fuerza que mueve el calcio a través de las plantas es el agua. Cuando las plantas transpiran el calcio se mueve. El Calcio estará presente en las plantas cuando el agua se esté moviendo. En la mayoría de los casos de deficiencia de calcio en invernaderos se debe a condiciones ambientales no a una deficiencia nutrimental, directamente relacionada con la solución nutritiva que está siendo aplicada.


    Detonadores de deficiencia de Calcio


    Hay algunas condiciones ambientales que pueden detonar una deficiencia de calcio. Los factores  más comunes incluyen:

    Baja humedad relativa
    . Cuando las plantas están expuestas a niveles bajos de humedad relativa, los pequeños poros en las hojas llamados estomas se cierran. Los estomas son responsables por la transpiración. El movimiento del Calcio depende enteramente del comportamiento de los estomas. Es importante saber que los niveles óptimos de humedad relativa de cada cultivo y mantener niveles de humedad uniformes y tan consistentes como sea posible. La humedad en un invernadero puede ser aumentada por el agua corriendo por paneles refrigerantes y/o instalando un sistema de fogueo de ser necesario.

    Falta de flujo de aire sobre el cultivo
    . Necesita de haber un movimiento de aire alrededor de las hojas para asegurar un intercambio continuo de gases. La velocidad del flujo de aire alrededor de las hojas de las plantas puede ser reducido como resultado de la fricción entre la superficie de la hoja y el movimiento de aire. Esto crea la capa límite que es una capa de aire pesado que disminuye el intercambio gaseoso en las hojas. Esta reducción en intercambio gaseoso puede afectar la toma de Calcio de las plantas.

    Esta reducción en la toma de Calcio es común en las lechugas de invernadero. La lechuga tiene una copa de hojas muy cerrada. Las hojas nuevas suelen ser expuestas a una capa límite muy densa. Un buen flujo de airee sobre la copa del cultivo es requerida para evitar la pudrición apical. La instalación de abanicos verticales suele ser recomendado para mejorar el flujo de aire de las lechugas de invernadero. También es muy importante mantener un flujo de aire apropiado en las granjas verticales. Un metro por segundo es la velocidad de aire en cada capa vertical recomendada para cultivos de hoja.

    Luz de alta intensidad en granjas verticales.
    Con la producción granjas verticales hay muchas variables que se deben controlar para asegurar un buen desarrollo del cultivo. Dos variables que juntas pueden ocasionar pudrición apical son la alta intensidad de la luz y la capa límite. Cuando las plantas se encuentran cerca de las luces de crecimiento, la intensidad de la luz tiende a incrementarse y el espacio para el flujo de aire disminuye.

    Si las plantas son expuestas al mismo fotoperiodo durante todo el ciclo de producción, el total de luz diaria integrada (DLI) tiende a incrementarse con el tiempo. Investigaciones recientes han demostrado que cultivos de granjas verticales expuestos a un DLI que excede los 17 moles de luz por metro cuadrado al día (mol·m-2·d-1) por más de tres  días puede desencadenar en pudrición apical.

    Altos niveles de VPD.
    Algunos cultivos incluyendo el tomate suelen presentar pudrición apical cuando se encuentran bajo altos niveles déficit de presión de vapor (VPD) La transpiración de las raíces a las hojas incrementa en un ambiente con alto VPD. Cuando el VPD es demasiado alto para el tomate, la toma de calcio se va directo de las raíces hacía las hojas sin pasar por los frutos. Es por esto que algunas veces ocurre la pudrición terminal (deficiencia de calcio en fruta) y esto no tiene síntomas en las hojas.


    Evitando la deficiencia de calcio


    Cuando una deficiencia de calcio es vista en plantas asegúrese de revisar que la fertirrigación esté operando de forma correcta. Si solución stock de fertilizante se mantiene en varios tanques, revise todos los contenedores para asegurarse que los niveles sean los mismos de todos y los nutrientes estén siendo regados de forma uniforme a todo su cultivo.

    Pero recuerde siempre monitorear las condiciones ambientales antes de agregar calcio a cualquier cultivo. El exceso de calcio puede ocasionar la deficiencia de otros nutrientes. Si la decisión a tomar es aplicar calcio foliar, entonces este tratamiento es necesario que se aplique durante el ciclo completo de producción para evitar la deficiencia de calcio. La aplicación de calcio foliar para prevenir deficiencias de calcio puede ser prevenido si el ambiente de producción es controlado de forma correcta.